.

martes, 29 de mayo de 2012

Un NO invitado bastante pegajoso

Ayer por la noche, cuando decidí irme a la cama, me dispuse a ponerme el pijama, vi algo marrón en mi muslo, quise quitarlo y... ¡SORPRESA! la cosa marrón no era una cosa, era un ser vivo con patitas y bien agarrada a mi piel... ERA UNA "$%&@# GARRAPATA!!! AAARRRGGGGG QUE ASCO!!!  ooooooooodio a esos bichos!!! cuando murió mi abuelo, los médicos le echaron la culpa, a una garrapata, de la infección en la sangre... y si nunca me gustaron, desde entonces, además, les tengo pavor.

En fin, "guardé la calma", pensé en como se supone que hay que quitarlas para que no te dejen ni patitas ni nada que en un momento dado pueda provocar una infección.... recordé que el alcohol (conozco una veterinaria que las quita así sin problema) y el aceite son dos cosas con las que se supone que se suelta... alcohol no tengo en casa, así que me fui a por el aceite, empapé una servilleta de papel, se la puse por encima... y nada, la muy $%&@ no se soltaba ni a tiros entonces coloqué la servilleta de tal manera que no dejara caer el aceite pierna abajo al echarle el aceite directamente... pero algo falló y el aceite se me bajó hasta los tobillos, así que mientras intentaba hacer charquito con la servilleta de arriba, con la otra mano y otra servilleta retiraba el aceite que me resbalaba pierna abajo... mientras se me escapaban gritos histéricos cada vez que el bicho movía las patitas ¡¡PERO SIN SOLTARSE!! y yo cada vez más desesperada, con mucho calor y planteándome el ir a un veterinario de guardia para que me la quitara de una vez... llamé a mi ex, que, muerta de risa por mi histerismo, buscó más soluciones en internet... 

Al final cuando ella estaba buscando se me ocurrió algo con "más estilo"... agarré un perfume de Paco Rabanne que encontré en el baño y lo habría vaciado entero si hubiera hecho falta.... pero afortunadamente no fue así el bicho murió... pero no se soltaba! así que la arranqué sin más miramientos, espero que no me de problemas.

Por supuesto me costó dormirme y esta mañana cuando me fui a dar cuenta, estaba registrando por dentro el pantalón que llevé puesto ayer... por si hubiera otra!!! todavía estoy paranoica, ¿Cómo demonios se subió por los botines, los calcetines practicamente toda la pierna y se me enganchó? yo siempre había pensado que el pantalón largo te protegía de ese tipo de cosas, pero está claro que no, esta casí llegó a la goma de mi ropa interior, ¡¡HAY QUE FASTIDIARSE!!

¿Habéis tenido alguna aventurilla con algun bicho "resistente"?

ups! que tarde es! Creo que dormiré para olvidar... o mañana no habrá quien me levante!! :p

5 comentarios:

Candela dijo...

Ayyyyy, qué grima!!! Nunca me he visto encima una garrapata, pero creo que la asesinaría sin miramientos a las dos milésimas de segundo de encontrármela encima.

Arlene Escarlata dijo...

jajajaja yo matarla, la maté, pero la muy $%&# seguia agarrada!!! en fin, ya pasó, ya pasó

Butterflied dijo...

Yo algo así no lo hubiera superado. Me muero en el segundo uno tras habérmela visto en la pierna o donde fuese. Me dan pánico los bichos, lo he pasado mal con solo leerte. :(

violeta dijo...

mmmmmmmmmmm Yo sí, trabajando para unicef me interné a 5000 metros de altura en Iruya , un paraje al Norte de argentina, y volví habitada....

besos

Arlene Escarlata dijo...

bbbrrrrr yo con una casi me muero... no puedo ni pensar si son varias!!!
Bss