.

sábado, 5 de enero de 2013

Salvar el trasero?

Es curioso cómo las compañías de seguros hacen lo que sea para no cumplir. Firmas un seguro de vida, pagas durante años, y cuando ya no estás, le piden a tus hijos... ¿la póliza firmada y los últimos análisis médicos?

Las preguntas son: ¿se los pidieron cuando se hizo la póliza? El informe de la forense dice que fueron causas naturales (posible infarto) ¿dónde quieren llegar?

Menos mal que el dinero se pagaba por transferencia, que si no ¡son capaces de hacernos "luz de gas"! ¡Es una vergüenza!

2 comentarios:

Candela dijo...

¿Esas cosas pasan? No sé por qué pregunto, claro que pasan y es repugnante. Pero bueno, al final todo se soluciona, lo que pasa es que por probar que no quede y lo intentan para ver si se olvida el tema por aburrimiento.

Un beso, Arlene

Butterflied dijo...

Qué asco, de verdad. El jodido y verdadero cáncer de la sociedad, el asqueroso dinero. Mira que llevaba tiempo pasándome por aquí a ver si volvías, pero jolín, qué coraje que cuando lo has hecho, haya sido con estas cosas tan feas...

Un abrazo fuerte fuerte, Arlene. Sea como sea, me alegra tenerte de vuelta.